4 Razones por las que tu contenido no posiciona en Google

Como Agencia SEO en Tenerife, especializada en posicionamiento web, te vamos a explicar las principales razones por las que tu contenido no está posicionando bien en buscadores.

 

Si estás familiarizado con el posicionamiento web en buscadores (SEO), es probable que hayas escuchado la máxima «El contenido es el Rey«, aunque las cosas están cambiando.

Supongamos que has realizado una investigación de mercado, delimitado las páginas de alto tráfico que deseas optimizar y has escrito un contenido optimizado y bien cubierto de palabras clave.

Luego lo subes a tu sitio y te sientas y esperas. Pasan los meses y esas páginas aún no están bien clasificadas.

De hecho, casi no hay ningún cambio en las posiciones y las ventas son estables.

 

¿Cuántas veces has estado en esta misma situación?

Has hecho todo lo que sabías que tenías que hacer, pero por alguna razón, simplemente no funcionó.

Obviamente, ésta, será una situación frustrante. Pero no todo está necesariamente perdido y, ese contenido con el que te «esclavizaste«, no tiene que haber sido creado en vano.

En esta publicación, revisaremos algunas razones probables por las que los motores de búsqueda simplemente no recogen tu contenido.

 

1. ¿Sobre qué estás escribiendo?

 

Los algoritmos de los motores de búsqueda consideran cientos de factores de clasificación al «elegir» dónde colocar tu página web y las nuevas entradas que vayas añadiendo.

Éstos, van desde tu perfil de enlace hasta la velocidad de tu página.

Pero antes de abordar cualquier otra cosa, te recomiendo que, simple y llanamente, revises los temas de tu de contenido. Algunas preguntas relacionadas con la relevancia del contenido:

      • ¿Sobre qué estás escribiendo?
      • ¿Responde a las preguntas de los usuarios que investigaste?
      • ¿Será útil para un público amplio?

Los motores de búsqueda saben que los usuarios no tienen interés en leer contenido duplicado, plagiado ni irrelevante. Como tal, tendrías que profundizar en las SERP de Google para encontrar dicho contenido.

Ahí no es donde quieres estar.

Investiga de antemano para poder escribir contenido brillante que tu mismo quieras leer, si buscas un tema en línea.

No tengas miedo de ir por mucho tiempo tampoco. Cuanto más hagas para que tu contenido parezca inteligente, original y confiable, mejor estarás.

Todo esto contribuirá en gran medida a hacer que tus páginas escalen esas SERP.

 

2. ¿Qué palabras clave estás usando?

 

El tema de las palabras clave en tu contenido abre una especie de red de subtemas.

Ya sabes que las palabras clave tienen su lugar en todo el contenido escrito de SEO, pero, ¿cómo saber que haces lo correcto?

Bueno, quizás necesites auditar el tipo de investigación de palabras clave que estás aplicando.

Debes estar atacando palabras clave con alto volumen de búsqueda. Como habrás notado, puede ser bastante difícil tratar de clasificar palabras clave, como «herramientas de jardín» o «abogados en Canarias«.

En cambio, me gustaría llamar tu atención sobre la palabra clave «de cola larga» (longtail).

¿Crees que tus páginas web atraerán a más compradores potenciales con «abrigos de invierno» o con «abrigos de invierno de lana para hombre«?

Esta última es una palabra clave de cola larga que tiene más probabilidades de convertir para su negocio, porque es muy específica y probablemente representa una etapa posterior del ciclo de compra de un cliente.

Las personas que usan ese término de búsqueda tienen más probabilidades de estar listas para hacer una compra.

Investiga las palabras clave adecuadas, de cola larga, para tu negocio. Puedes hacerlo fijándote en las palabras de cola larga que aparecen en el texto predictivo, cuando realizas una búsqueda.

Consulta estas frases de palabras clave en herramientas como SEMrush o el planificador de palabras clave de Google, Keyword Planner, para ver cómo están funcionando en la industria. Luego, aprovecha para atraer a esos usuarios con contenido relevante y optimizado para esas palabras clave.

Además, al igual que el contenido puede envejecer y convertirse en una necesidad urgente de una actualización, también pueden hacerlo las palabras clave. Nunca pienses que algo en SEO es de hoja perenne. Una palabra clave de alto rendimiento que hizo las cosas por ti el año pasado, o incluso el mes pasado, puede que a día de hoy haya perdido su relevancia para el posicionamiento.

Mantente al corriente en tu búsqueda de palabras clave para que siempre puedas mantener tu contenido optimizado y relevante.

 

Google SERP SomosMarketers

 

3. Actualización, actualización, actualización

 

A estas alturas, es posible que estés notando un tema común en todos estos puntos: la relevancia rige su clasificación.

Hemos hablado sobre cómo el contenido relevante, con palabras clave nuevas, contribuirá en gran medida a garantizar que los usuarios realmente encuentren tu sitio web.

De la misma manera que el contenido o las palabras clave pueden caer rápidamente en desgracia en los motores de búsqueda, tu sitio web también puede comenzar a disminuir en la clasificación si no actualizas regularmente su contenido.

Si bien la antigüedad de tu dominio también puede tener cierto peso en la determinación de la clasificación orgánica, esto no importa mucho si tu contenido es obsoleto.

Los motores de búsqueda se preocupan de que te mantengas al día en términos de producir contenido relevante, autorizado y optimizado.

Si no has realizado una auditoría SEO importante a tu contenido web, en más de unos pocos meses, es hora de comprometerte a hacer exactamente eso.

Echa un vistazo a las palabras clave que usa tu contenido y actualiza donde sea necesario.

Nuevamente, puedes usar las herramientas de investigación de temas para ver cómo las preguntas de búsqueda de los usuarios pueden haber cambiado desde la última vez que ingresó.

Simplemente busca tus palabras clave tu mismo e investiga algunos de tus competidores.

 

      • ¿Cuántos de ellos no estaban allí cuando creó su sitio web y realizó su investigación inicial de palabras clave?
      • ¿Cómo podría la presencia de un nuevo competidor fuerte afectar tu clasificación, especialmente si tu industria se centra en un producto o servicio de nicho?

 

Estas preguntas pueden ayudarte a pensar sobre cómo actualizar el contenido en tu sitio web de manera regular.

Si tu sitio web aún no tiene uno, también es una buena idea comenzar un blog de empresa y publicarlo en un horario apropiado.

Como puedes imaginar, cumplir con los plazos de un cronograma para nuevas publicaciones en el blog, indicará a los motores de búsqueda que tus páginas están actualizadas y son relevantes. Después de eso, bueno, ya sabes el resto.

 

4. Tu perfil de enlaces es débil

 

En este punto, por mucho enfatizar, nunca será suficiente. Los enlaces entrantes siguen siendo importantes. Mucho.

De hecho, no asumas que un excelente contenido se clasificará sin una estrategia de construcción de enlaces.

Intenta pensar en tus páginas web desde la perspectiva de Google.

Si Google ve que tu contenido es fuerte, tus palabras clave son frescas, las actualiza regularmente, pero tu sitio no tiene enlaces entrantes, ¿por qué lo va a clasificar en alto?

Por lo que Google sabe, estás haciendo algo que impide que otros sitios quieran vincularte. Google, por lo tanto, quiere mantenerte fuera de sus mejores clasificaciones.

Si es más fácil, simplemente piensa en los enlaces desde la perspectiva de un usuario.

Encontrar tu sitio a través de un enlace de un blog, dice a los usuarios que el blog confía en tu sitio, que tu sitio es lo suficientemente relevante como para ser vinculado desde un tercero con su propia reputación.

Nuestros usuarios hipotéticos hacen clic en ese enlace y descubren tu sitio, con su contenido nuevo, relevante y optimizado listo para responder sus preguntas e incluso dirigirlos a otros sitios útiles con sus propios enlaces.

Los enlaces mantienen a los usuarios fluyendo de un sitio a otro, pero, lo que es más importante, hacen que tu propio sitio se vea confiable.

El análisis de enlaces competitivos comienza con la evaluación de quién se vincula a tu competencia.

Examina por qué los dominios de referencia pueden haber aceptado vincularse con esos competidores.

      • ¿Qué tipo de dominios son?
      • ¿Qué los une?
      • ¿Quiénes son sus audiencias?
      • ¿En qué se diferencian los perfiles de enlaces de tus competidores de los tuyos?
      • ¿Qué están haciendo tus competidores que no estás haciendo para ganar esos enlaces?

Cuando descubras las respuestas a estas preguntas, sabrás lo que debes hacer y a quién debes dirigirte para crear tus propios enlaces.

Tu trabajo se convierte en un esfuerzo para que los dominios de referencia se vinculen a tu sitio web, ya sea a través de una pieza optimizada de contenido existente o mediante contenido nuevo que crees específicamente para este propósito.

También puedes presentar páginas de tu sitio, como reemplazos ideales para enlaces muertos o rotos, en esos dominios de referencia.

No, esto no es fácil, pero piensa en la autoridad que viene con un sólido perfil de enlaces entrantes.

Si todo lo demás falla, ¡crea esos enlaces!

Para resumir

Ahora, en medio de pensar en todo lo que te he presentado, no olvides que una serie de problemas técnicos de SEO también pueden estar afectando tu clasificación.

La velocidad móvil, el tiempo de carga de la página y los problemas con su mapa del sitio XML, pueden alejar a los usuarios de tu sitio.

Sin embargo, suponiendo que ninguna de estas cosas te esté dando problemas, lee los cuatro puntos anteriores nuevamente.

Y recuerda: Cuando tu contenido, palabras clave, páginas web y perfil de enlaces entrantes, estén actualizados y aborden las preocupaciones de los usuarios, tu posicionamiento SEO estará muy por delante de tus competidores, que no son tan conscientes como tu.

Si necesitas ayuda con el SEO de tus contenidos,  contacta hoy mismo con nosotros. Podemos ayudarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad